Noticias

 

El Ayuntamiento de Forua ha comenzado esta semana la segunda fase de las obras de adecuación para la eficiencia y ahorro energético del alumbrado exterior del barrio de Urberuaga. La duración estimada para la finalización de los trabajos es de dos meses.

Las obras se enmarcan dentro del compromiso con el Plan local de Renovación de la Iluminación en Enclaves Rurales. El objetivo del plan es alcanzar la eficiencia energética en el municipio, reducir la emisión de CO2 a la atmósfera y disminuir la contaminación lumínica, y cumplir el compromiso de garantizar servicios y contribuir a la seguridad y calidad de vida de los vecinos y vecinas.

"La luz es fundamental y necesaria, especialmente en zonas como Urberuaga, donde en invierno hay problemas de fugas de tensión y cortes de línea. Gracias a este proyecto, mejoraremos en seguridad, en calidad lumínica, y en eficiencia energética, sin olvidarnos por supuesto del beneficio medioambiental", señala Jane Eyre Urkieta, alcaldesa de Forua.

La empresa adjudicataria de esta segunda fase de las obras es Argiola S.L, con un importe total de 59.631,36 euros. Esta segunda fase de las obras se encargará de adecuar 36 puntos de luz, y da continuidad a la primera fase que se llevó a cabo a finales del 2015 en el tramo de la Cantera y el barrio Ibarra; en esta primera fase, se adecuaron un total de 13 puntos de luz con un presupuesto de 30.011 euros.

Con la culminación de la segunda fase, quedará finalizada la zona de San Cristóbal-Urberuaga, contribuyendo a la seguridad y a la eficiencia energética. Como consecuencia de la renovación de la infraestructura de alumbrado público en el barrio, se estima un ahorro económico anual de 3.440€.

Por otro lado, y siguiendo con el compromiso de renovación del alumbrado de los barrios y zonas rurales del pueblo para alcanzar la eficiencia energética en el municipio, el Ayuntamiento tiene previsto sacar a licitación en septiembre la renovación del alumbrado de Gaitoka con un presupuesto de 137.000 euros, para el que ya cuenta con una subvención de 48.000 euros de la Diputación Foral de Bizkaia en su programa de agenda local 21.