Noticias

 

Mediante esta actuación de la Fase II, la Fase I consistió principalmente en la consolidación de la estructura y reparación de la cubierta garantizando la estabilidad de la edificación, se prevé la recuperación y puesta en valor de la ermita primitiva con el objeto de devolver a la población local parte de su historia y cultura y que ahora se pondrá en actividad como equipamiento público socio-cultural.

El carácter de esta infraestructura una vez remodelada en su fase final, estará abocado a la versatilidad, debido a su entorno rural y al enclave tan privilegiado en el que se encuentra, pudiendo contemplarse entre sus usos los siguientes:

  • local de encuentro para los vecinos del barrio: reuniones, ocio, lugar de estudio común, acceso a las telecomunicaciones
  • culto religioso en el día de la festividad del santo
  • talleres, conferencias, conciertos de pequeño formato, exposiciones...
  • punto de referencia en los itinerarios peatonales que se están tratando de habilitar en la implantación del Plan de Acción Local para el 2012, atendiendo a los siguientes indicadores: movilidad sostenible, mejora de la biodiversidad y sensibilización ambiental y cultural.

El acceso al edificio se realiza desde un espacio cubierto mediante cristaleras a modo de porche situado en la fachada de este. Adosado a la nave se encuentra la antigua sacristía que se utilizará como sala de calderas, condenándose el acceso al interior del edificio.

Interiormente el local se divide en tres zonas principales:

  1. zona diáfana a doble altura de 58,32 m2, utilizada como sala de usos múltiples, con mobiliario fijo y auxiliar desmontable. Así mismo en esta planta baja se procederá a la recolocación de los elementos recuperados de la antigua ermita, tras su restauración, tales como el frente bajo del altar antiguo y el frente alto en madera de 1948, barandillas del antiguo altar, tallas de madera, estatua de San Bernardo, limosnero...
  2. aseos y un pequeño armario-almacén de 16,79 m2,en la planta baja
  3. entreplanta con un uso de zona de lectura de 20,62 m2, con implantación de sistemas informáticos y telemáticos

Se estima que el aforo máximo del local sea de 54 personas. En esta segunda fase el ayuntamiento cuenta con una subvención de 68.259,60 de la Diputación Foral de Bizkaia y de 75.871,02 del gobierno Vasco. El consistorio espera tener finalizadas las obras para el 31 de diciembre del presente año.