Noticias

Ermita renovada interior 

El Ayuntamiento de Forua, que apuesta por la conservación y puesta en valor del patrimonio local, ha concluido el ambicioso proyecto de recuperación de la ermita de San Bernardo en el barrio Baldatika para que pueda ser utilizado por los vecinos como espacio socio-cultural, sin perder su carácter religioso. En breve en función de las necesidades se determinaran los diferentes usos del renovado edificio.

Los trabajos de recuperación y puesta en valor de la ermita primitiva para devolver a los vecinos de Baldatika parte de su historia y cultura se han desarrollado en diferentes fases, desde que se iniciará el proyecto en noviembre de 2010. Las mejoras han consistido en consolidación de las estructura, remodelación externa, adecuación de instalaciones eléctricas, sistemas de calefacción e informáticos, y equipamiento del espacio, entre otras. En las labores de rehabilitación del templo se han seguido criterios de bioconstrucción, mediante el empleo de materiales naturales, reutilizables y reciclables.

Fiel a la política municipal de atención a los barrios para dotarlos de servicios que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los vecinos, y tal y como recoge el proyecto inicial, la versatilidad será una característica del templo remodelado. En cuanto a la distribución del templo, el interior se divide en tres áreas: una zona diáfana a doble altura, utilizada como sala multiusos,en la cual se podran llevar a cabo actividades de cultura y ocio el centro cuenta con zona de biblioteca, sala de conferencias, de exposiciones, o espacio para conciertos,...  los aseos y almacén en la planta baja y una entreplanta con uso de zona de lectura. Se estima que el aforo máximo sea de 54 personas. El acceso al edificio se realiza desde un espacio cubierto mediante cristaleras a modo de porche, para contar con una zona cubierta y protegida de las inclemencias del tiempo. Además, está previsto que el espacio siga ofreciendo la posibilidad ocasional de uso religioso con la recuperación y posterior restauración del antiguo retablo.

Se ha habilitado incluso un punto de referencia para los itinerarios peatonales  que se implantan a través del Plan de Acción Local 2012.

Para la consecución de los trabajos de recuperación de la ermita de Baldatika como espacio socio-cultural, el Ayuntamiento de Forua ha contado con una subvención de 72.000€ del Gobierno Vasco dentro del “Programa Erein” y 68.000€ del Departamento de Presidencia de la Diputación Foral de Bizkaia.