Noticias

 

El Ayuntamiento de Forua ha acometido recientemente los trabajos de mejora ante los imprevistos surgidos en la segunda fase de las obras de adecuación para la eficiencia y ahorro energético del alumbrado exterior del barrio de Urberuaga. En la obra se ha actuado en la canalización del cableado, que se encontraba aplastada y obturada por la entrada de agua. Con esta obra se da por finalizada la obra iniciada en julio.

Las obras de adecuación del alumbrado del barrio Urberuaga se han basado en la sustitución de las luminarias de vapor de sodio 150W por nuevas luminarias de Led de 28W, lo que supondrá un ahorro de consumo eléctrico y energético considerable para Forua. En la actuación no estaba prevista la apertura de zanjas ya que se trataba de una instalación ya existente. Sin embargo, tras los últimos episodios de fuertes lluvias ocurridos este invierno, el cableado quedó bloqueado en su totalidad en el tramo de Baldatika y en un 80% en la línea 2.La canalización se encontraba aplastada y obturada por la entrada de agua. Además, al tratarse de una instalación antigua, el trazado iba serpenteando y no existían arquetas de paso, por lo que resultaba imposible extraer el cableado para su sustitución.
Para hacer frente a este imprevisto, que ha supuesto una inversión de 35.280,49€, el Ayuntamiento de Forua solicitó una ayuda económica a través del Decreto de imprevistos de la Diputación Foral de Bizkaia.

Las obras de adecuación del alumbrado del barrio Urberuaga se enmarcan dentro del compromiso con el Plan local de Renovación de la Iluminación en Enclaves Rurales. El objetivo del plan es alcanzar la eficiencia energética en el municipio, reducir la emisión de CO2 a la atmósfera y disminuir la contaminación lumínica, y cumplir el compromiso de garantizar servicios y contribuir a la seguridad y calidad de vida de los vecinos y vecinas.

Con la culminación de la segunda fase, queda finalizada la zona de San Cristóbal-Urberuaga, contribuyendo a la seguridad y a la eficiencia energética. Como consecuencia de la renovación de la infraestructura de alumbrado público en el barrio, se estima un ahorro económico anual de 3.440€.